México DF. El ente antimonopolios de México dijo este domingo que prohibió la participación del operador de aeropuertos local Asur en la licitación de una nueva terminal aérea en la Riviera Maya, en la costa del Caribe, lo que abriría el camino para otros grandes postores.

La Comisión Federal de Competencia (CFC) argumentó que el Grupo Aeropuertuario del Sureste (Asur) ya cuenta con la concesión del aeropuerto de Cancún, vecino a la Riviera Maya, por lo que concederle una nueva licencia cancelaría la oportunidad de competencia entre operadores.

"Permitir la entrada de Asur a la licitación habría puesto en riesgo esta oportunidad y habría dañado a los consumidores y al turismo en la zona turística más importante del país". Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC.

"Permitir la entrada de Asur a la licitación habría puesto en riesgo esta oportunidad y habría dañado a los consumidores y al turismo en la zona turística más importante del país", dijo Eduardo Pérez Motta, presidente de la CFC, a través de un comunicado.

Sin embargo, el presidente y principal accionista de Asur, Fernando Chico Pardo, advirtió el 2010 que de ser rechazado, apelaría la decisión del regulador.

En esa línea, la empresa sostuvo este lunes que rechaza la posición del ente antimonopolios y señaló que iniciará los procedimientos legales a su alcance para defender su derecho de concursar en dicho proceso, de acuerdo a Milenio.

Entra en escena Grupo México. Una salida de carrera de Asur, que ya opera nueve terminales en el sureste del país, limpiaría el camino a otro gran competidor: la sociedad conformada por el minero Grupo México y el operador de aeropuertos GAP, que ya cuentan con el visto bueno de la CFC.

Grupo México, que opera minas en México, Perú y Estados Unidos, además de una red ferroviaria en suelo mexicano, planea fortalecer su pequeña división de construcción con el proyecto aeroportuario.

La firma minera tiene una participación de un 19,5% en GAP.

La licitación para operar y construir la terminal internacional en el municipio de Tulum, en el estado de Quintana Roo, ya sufrió varias postergaciones y una posible apelación de Asur podría dilatar aún más el proceso.

Según especialistas, el aeropuerto de la Riviera Maya requiere inversiones por unos US$250 millones y podría atender hasta 3 millones de pasajeros en su tercer año de operación.

El corredor Cancún-Riviera Maya es el destino turístico mexicano que recibe más visitantes extranjeros.

* Con información de Reuters.