Bogotá. La Dirección de Signos Distintivos no conceder el registro de la marca "Superlitro" a la firma láctea Parmalat, dando preferencia a la sociedad La Alquería, la cual alegó que la adjudicación conllevaría a un posible monopolio.

En la resolución 20840 de 2011, la entidad argumentó que "el signo solicitado no contaba con los suficientes rangos distintivos para concederse el registro y poder coexistir en el mercado con la marca “Megalitro”", consignó El Universal.

La empresa italiana había solicitado el registro del nombre ante la Superintendencia de Industria y Comercio en 2008, pero La Alquería alegó que la denominación poseía un parecido a su marca "Megalitro", lo que podría perjudicarla.

A su vez, Parmalat fundamentó que la expresión “Superlitro” se usaría para indicar una ubicación y para reivindicar "el color y las formas" del producto y no para apropiarse de la marca.

La entidad remitió el proceso hacia la Delegatura de Propiedad Industrial de la Superintendencia de Industria y Comercio, institución que será la última instancia para ratificar o rechazar la petición de la empresa láctea.