Madrid. El Consejo de Seguridad Nuclear español recomendó a última hora del martes que el gobierno amplíe 10 años la licencia de operación de una central nuclear de Endesa -filial de Enel- e Iberdrola cerca de Tarragona, en el noreste del país.

El gobierno deberá ahora tomar una decisión sobre la licencia de operación hasta 2020 de la planta Vandellós II, de 1.087 megavatios de capacidad.

El CSN dijo que el reactor Westinghouse de agua presurizada que comenzó a producir energía en 1988 sigue funcionando bien y con un nivel de seguridad adecuado.

El gobierno de España considera que la vida útil de una central nuclear es de 40 años, pero el año pasado amplió el funcionamiento de la central de Garoña, de Iberdrola y Endesa, hasta 2013, lo que supone 42 años desde su apertura.

Sin embargo, dicha ampliación es inferior a los 10 años recomendados entonces por el CSN, y se dice que las empresas han pedido una indemnización de EUR951,4 millones por daños.

Endesa posee el 72% de Vandellos II e Iberdrola controla el 28% restante.