Hong Kong/Londres. El nuevo presidente ejecutivo de HSBC buscó este viernes calmar a los inversores con un anuncio de recompra de acciones de hasta US$2.000 millones, mientras el banco reportó una inesperada caída del 4% en la ganancia previa a impuestos del primer trimestre debido a un aumento del gasto.

El mayor banco de Europa por cantidad de activos dijo que probablemente será la única recompra de papeles de este año, en momentos en que el presidente ejecutivo John Flint apunta en cambio a la inversión en las sedes de la entidad en Reino Unido y China para impulsar los ingresos.

Las acciones de HSBC caían 2,7% en Londres, en una señal de escepticismo de los accionistas en que las nuevas inversiones del banco vayan a dar frutos después de años dedicados a la reducción de negocios no rentables.

"Para que podamos obtener un rendimiento del 10% sobre el capital, tendremos que hacer crecer el negocio, es muy difícil lograrlo solamente reduciendo la base de costos", dijo Flint a los analistas en una conferencia telefónica.

HSBC también sorprendió con US$897 millones en provisiones para cubrir acuerdos previstos por casos pasados de mal desempeño, que señaló que incluye una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos sobre su venta de valores tóxicos. La provisión es un indicio de que el banco ha avanzado en sus negociaciones con la autoridad estadounidense para resolver el tema de las ventas durante la crisis 2007-2008.

La ganancia del banco antes de impuestos de US$4.760 millones para los tres meses al 31 de marzo se compara con un beneficio de US$4.960 millones en igual período del 2017, además de ubicarse muy abajo de los US$5.760 millones de estimaciones promedio compiladas por la entidad.

En 2017, HSBC devolvió un total de 3.000 millones de dólares a accionistas mediante recompra de acciones y pagó más en dividendos que cualquier otro banco importante europeo o estadounidense, tras una estrategia de reestructuración lanzada en 2015 en la que se destaca una mayor presencia en Asia.

La ganancia del banco antes de impuestos de US$4.760 millones para los tres meses al 31 de marzo se compara con un beneficio de US$4.960 millones en igual período del 2017, además de ubicarse muy abajo de los US$5.760 millones de estimaciones promedio compiladas por la entidad.

La ganancia se redujo sobre todo por un alza de casi el 13% en los gastos operativos, que superaron ampliamente un crecimiento del 5,5% en los ingresos. HSBC dijo que el aumento en los costos se debió a una inversión en su negocio de banca minorista en sus mercados clave de Reino Unido y China.