Madrid. Un mejor desempeño en su mercado doméstico permitió a la empresa española Telefónica compensar el negativo efecto cambiario de sus filiales latinoamericanas, al dar a conocer el jueves unos resultados del primer trimestre que estuvieron en línea con lo previsto por analistas.

Los ingresos de Telefónica cayeron un 7,2%. El único mercado que creció en ingresos fue el español, que subió un 1%.

En el trimestre finalizado en marzo, el grupo español reportó unas ventas de 12.190 millones de euros y unas ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) de 3.864 millones de euros (US$4.700 millones), en línea con lo previsto por analistas.

La empresa vio afectados sus resultados por la devaluación del real brasileño y otras monedas en los mercados latinoamericanos.

“Los resultados del periodo están alineados con nuestras expectativas y nos permiten reiterar los objetivos fijados en el año”, dijo su presidente, José María Álvarez Pallete.

Descontando el efecto cambiario y otros ítems extraordinarios, como la venta de su negocio de torres de telecomunicaciones Telxius, los ingresos de Telefónica subieron un 1,9%.

“Los resultados del periodo están alineados con nuestras expectativas y nos permiten reiterar los objetivos fijados en el año”, dijo su presidente, José María Álvarez Pallete.

Telefónica tiene el objetivo de que sus ingresos crezcan en torno al 1% y que sus márgenes mejoren un 0,4%.

El menor gasto en capital circulante permitió al grupo contener ligeramente su principal problema, la deuda, que cayó en 255 millones de euros a nivel intertrimestral, situándose en 43.975 millones de euros, gracias al crecimiento del flujo de caja operativo, que aumentó un 4,4%.

“Es la primera vez en los últimos cuatro años que la deuda se reduce en el primer trimestre”, dijo el consejero delegado de Telefónica, Angel Vilá, en un vídeo corporativo enviado a medios.