La meta de mantener el balance financiero en los recursos de Pemex ha disparado las alertas en refinación, gas y petroquímica, y se calcula que en esas tres áreas habrá recursos faltantes por 40.137 millones de pesos (US$2.395 millones), de acuerdo con una estimación que hizo la paraestatal.

La urgencia es tal que la petrolera debe crear un esquema de solución que permita “hacer un levantamiento de recursos inminente para septiembre y determinar las alertas tempranas”.

En este momento se tienen en riesgo los tres grandes proyectos que fueron resultado de la reforma energética, por falta de recursos: los de logística, etileno y fertilizantes, menciona un documento interno llamado “Recursos presupuestales 2015”, que fue presentado al Consejo de Administración de Pemex el 6 de agosto pasado.

En el corto plazo la situación no va a cambiar. De hecho, la crisis en la petrolera empeorará hacia finales del año. Según los pronósticos de Pemex, para este año se esperaba una producción promedio de 2.403 millones de barriles diarios de aceite, pero con el recorte en el presupuesto se espera que este número sea de 2.303 millones de barriles.

La realidad es que, tras el accidente en la plataforma Abkatún-A, el escenario de producción empeora y se calcula que sea de 2.255 millones de barriles, lo que significa menos ingresos al gobierno federal y menos capacidad de generar recursos propios.

De los recursos faltantes, al menos 26.700 millones de pesos (US$1.590 millones) son recursos que se consideran críticos para las tres áreas industriales y otros 17.708 millones son de operación (US$1.057 millones); además, 2.671 millones (US$159,3 millones) son recursos ineludibles (pago de impuestos o de la energía eléctrica), 321 son contractuales y 10.445 son controlables.

En inversión, los recursos faltantes suman 22.429 millones de pesos (US$1.338,3 millones) y se requieren acciones urgentes para poder enfrentar la crisis presupuestaria, al mismo tiempo que se avanza en la meta de balance financiero.

De acuerdo con Pemex, las acciones a seguir por parte de su consejo de administración son las siguientes: priorizar los requerimientos financieros, privilegiando los asociados a la producción y distribución; evaluar la cartera de proyectos vigentes y futuros ante el entorno de recursos limitados; identificar proyectos susceptibles de financiarse por terceros; fortalecer la disciplina operativa y promover conductas de racionalidad en el uso de recursos.

Los compromisos que se requieren en el tema de las finanzas son la suma de esfuerzos para alcanzar metas de producción y distribución, orientación y acompañamiento para trámites, así como formalización de relaciones cliente-proveedor con niveles de servicio. Los pasos sugeridos son la construcción de cinco mesas de trabajo, una de ellas para los proyectos de refinación, otra para producción de refinados, otra más para distribución de refinados y ductos de gas natural.

Otras dos mesas son necesarias para temas de producción de Pemex Gas y Petroquímica Básica y para las operaciones de Pemex Petroquímica. Luego de esto hay que analizar el presupuesto de operación y la cartera de proyectos para, finalmente, tener un escenario que les dé salida pese a que estén limitados de recursos ante la actual restricción presupuestal.

Los proyectos de refinación están divididos en ocho categorías diferentes que requieren recursos de operación por 15.822 millones de pesos y de inversión por 20.552 millones de pesos; en total, 36.374 millones.

En Pemex Gas la situación es un poco diferente. De acuerdo con el documento, se requieren 1.197 millones de pesos para operación y 1.440 millones de inversión. En total, el monto es de 2.637 millones que se deben conseguir de alguna parte.

Finalmente, en petroquímica el monto de inversiones es de 437 millones de pesos, pero de operación son 690 millones; en total necesitan financiar 1.126 millones de pesos.

[[wysiwyg_imageupload:6095:]]