Bogotá. El secretario de Hacienda de Bogotá, Juan Ricardo Ortega, aseguró que las finanzas del distrito no dan para tener Metro y Transmilenio.

Ortega usó un ejemplo para argumentar su apreciación. Según dijo, uno puede querer una casa con todas las comodidades posibles, pero debe hacerse a la que más se la ajuste en términos de presupuesto y comodidad.

Su pronunciamiento fue posterior al del contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi, quien se mostró preocupado por los sobrecostos que se han generado por los retrasos en las obras de la fase III de Transmilenio. Según dijo, éstos alcanzan los 300 mil millones de pesos.

"En dos de sus cinco tramos presentan atrasos cercanos a los 17 meses, es decir, que las obras sólo podrán ser terminadas al finalizar el año 2011 y no en junio del presente año, como se había contratado", explicó el Contralor.

Por su parte, el director del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Néstor Eugenio Ramírez, dijo que no se puede hablar de sobrecostos sino de costos adicionales. Señaló que esas obras adicionales pueden alcanzar los 500 mil millones de pesos, de los cuales 200 mil millones deberán ser asumidos por las empresas de servicios públicos.