La empresa española Red Eléctrica mantendrá una nueva reunión con el Gobierno de Bolivia en la primera quincena de mayo para abordar la compensación por la expropiación de los activos de su filial boliviana TDE, por la que hasta ahora sólo han recibido una propuesta "muy alejada" de las pretensiones de la compañía.

Según ha explicado el presidente de Red Eléctrica, José Folgado, en la rueda de prensa previa a la junta de accionistas de mañana, en el anterior encuentro con el gobierno de Bolivia se dio "una cifra muy alejada de lo que se consideraban un valor justo".

Aunque ha evitado precisar el importe que reclama Red Eléctrica, Folgado se ha remitido a la valoración realizada por la consultora PriceWaterhouseCoopers, que cifró en 124,8 millones de euros (US$164 millones) el valor de los recursos de la compañía.

Folgado ha insistido en que el objetivo de la empresa es agotar la vía de la negociación antes de recurrir a un proceso de arbitraje que, no obstante, no descartan.

"Nuestra obligación sagrada es defender a los accionistas. Si fuera necesario iríamos al arbitraje pero sería el último recurso. Hay que tener paciencia", ha añadido.

En mayo del año pasado, el presidente boliviano, Evo Morales, expropió y ocupó con militares la filial de Red Eléctrica de España (REE) en Bolivia.