En la Web, hay aplicaciones, que facilitan la tarea de borrar cualquier rastro digital. Suicide Machine es una de ellas. La aplicación permite eliminar, de forma fácil y rápida, datos que la persona ingresó sitios de redes sociales. La ventaja de esta plataforma informática es que elimina de forma permanente las cuentas de un usuario en comunidades como: Linkedln, Myspace y Twitter. Según lo publicado por El Comercio, los usuarios interesados en acceder a esta herramienta deben incluir el nombre de usuario y contraseñas de las distintas comunidades a las que pertenece para que elimine su perfil en cada una de ellas.

Todas menos Facebook que bloqueó la dirección IP de este sitio, de tal manera que los cibernautas que activen la opción de “adiós a Facebook” verán una restricción total de IP de esta herramienta, denegando el acceso.

El presidente de la firma Logic Studio en Ecuador, Édgar Sánchez, señala que ninguna red social facilita la eliminación de los datos de los cibernautas, cuando estos deciden dejar de integrar uno de estos grupos. La fortaleza de las redes sociales radica en las interconexiones, y estas no serán borradas fácilmente.

Muchos sitios no tienen suficientes seguridades y la información llega a manos de terceras personas o empresas con fines dudosos. La información se mantiene mientras las políticas de uso del sitio lo permitan. Algunos dan de baja a un usuario inactivo durante tres meses, otros nunca.