Washington. Las ventas de casas en Estados Unidos bajaron inesperadamente en enero, provocando su mayor declive interanual en más de tres años, debido a que una persistente escasez de viviendas elevó los precios y mantuvo alejados del mercado a quienes desean comprar su primera propiedad.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos dijo este miércoles que las ventas de casas usadas bajaron un 3,2% en enero, a una tasa ajustada estacionalmente de 5,38 millones de unidades. Se trató del segundo declive mensual consecutivo y reflejó caídas en las cuatro regiones.

Economistas encuestados por Reuters esperaban que las ventas de casas usadas subieran un 0,9% en enero, a un ritmo de 5,60 millones de unidades.

Las ventas de viviendas usadas, que comprenden cerca del 90% de las ventas totales en Estados Unidos, bajaron un 4,8% en una base interanual en enero, la mayor caída desde agosto de 2014. Las débiles ventas de casas están más relacionadas con restricciones en la oferta que con una falta de demanda.

Un robusto mercado laboral está impulsando la demanda de viviendas, pero el crecimiento de las ventas se está viendo frustrado por una aguda escasez de propiedades en la escala más baja. El incremento resultante en los precios de las casas está alejando a los potenciales compradores noveles.

Las alzas en los precios han sobrepasado al crecimiento de los salarios, estancados por debajo del 3% en una base anual a pesar de que la tasa de desempleo está en un mínimo de 17 años, del 4,1%.

Aunque el número de casas usadas en el mercado creció un 4,1% en enero, hasta los 1,52 millones de unidades, los inventarios de viviendas bajaron un 9,5% frente al año previo, el peor dato histórico para el primer mes del año. La oferta lleva cayendo 32 meses seguidos en una base interanual.

Al ritmo de ventas de enero, se necesitarían 3,4 meses para agotar el inventario actual, por encima de los 3,2 meses de diciembre. Un plazo de entre seis y siete meses es considerado como un equilibrio saludable entre oferta y demanda.