Quito. La Refinería Amazonas de Ecuador retomará sus operaciones normales en unos 60 días, luego de que bajara su capacidad a la mitad por una explosión en una de sus unidades, dijo este lunes un funcionario.

La planta, la más pequeña del país por su nivel de procesamiento y que se ubica en la amazónica provincia de Sucumbíos, sufrió la semana del 17 de enero una explosión en la Unidad de Crudo 1 cuando se la intentaba arrancar después de una falla en el suministro de electricidad.

La Refinería Amazonas tiene una capacidad de procesamiento de 20.000 barriles diarios (bpd).

"El horno que se averió en Shushufindi (Refinería Amazonas) estará en funcionamiento en 60 días", dijo el ministro de Recursos Naturales no Renovables, Wilson Pástor a periodistas.

El socio más pequeño de la OPEP es deficitario en la producción de derivados a pesar de que cuenta con tres procesadoras estatales de crudo que suman una capacidad de unos 175.000 bpd.

Por ello el Gobierno ecuatoriano realiza una importante inversión en el sector petrolero destinada a aumentar la capacidad de refinamiento.

La refinería de Esmeraldas, la más grande del país, por ejemplo, recibirá inversiones por unos US$700 millones para su "reconstrucción" según lo anunció el presidente Rafael Correa.

A ello se suma el millonario proyecto de construcción de la Refinería del Pacífico que Ecuador lleva adelante en conjunto con la estatal venezolana PDVSA y que tendría una capacidad de procesamiento de 300.000 bpd y un costo de unos US$12.500 millones.