La Habana. La refinería de petróleo que opera la empresa mixta cubano-venezolana Cuvenpetrol S.A., ubicada en el centro-sur de Cuba, inició un proceso de expansión para aumentar su producción diaria hasta 80.000 barriles de crudo.

"Ahora estamos en la Fase Uno de la etapa de los procesos de expansión; entre finales de 2014 e inicios del próximo año debe comenzar la etapa de construcción", expresó el ingeniero venezolano Ramón Curapiaca, subgerente de Operaciones de la compañía.

En declaraciones publicadas este miércoles en el diario oficial "Granma", Curapiaca informó que la refinería de la ciudad de Cienfuegos, 250 kilómetros al sudeste de La Habana, ha procesado 130 millones de barriles de petróleo venezolano desde la reactivación e inauguración del enclave, el 21 de diciembre de 2007.

Explicó que las dos fases de inversiones para crecer desde su actual diseño de 65.000 toneles por jornada, se extenderán hasta finales de 2015.

"No hay nada que nos preocupe y que pueda conducir a una parada de la fábrica. Pienso que este convenio bilateral entre las hermanas naciones de Cuba y Venezuela se ha mantenido y mantendrá por siempre", destacó el directivo.

A finales de 2007, y luego de una remodelación general a un costo de US$136 millones, la planta reinició sus operaciones, como colofón de la IV Cumbre de Petrocaribe.

Fabricada en la década de los 80 del pasado siglo con tecnología soviética, la refinería estuvo cerrada durante 12 años debido al Período Especial (crisis económica) desatado en la isla tras la desaparición de la Unión Soviética, lo que afectó a todos los sectores locales.

En 2005, La Habana y Caracas firmaron acuerdos de colaboración para reactivar su inspección técnica, y en abril de 2006 quedó establecida de manera oficial la empresa mixta, con un 51% de capital cubano y un 49 procedente de la nación sudamericana.

A finales de 2007, y luego de una remodelación general a un costo de US$136 millones, la planta reinició sus operaciones, como colofón de la IV Cumbre de Petrocaribe.

Cinco años después, esa industria arribó a los 100 millones de barriles refinados.

El programa de expansión de Cuvenpetrol S.A. prevé elevar en el futuro su volumen de refinación hasta los 150.000 barriles diarios con la puesta en práctica de ajustes tecnológicos y una mayor capacidad productiva.

La refinería constituyó el primer gran proyecto de integración energética en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

También devino punto de arrancada de un polo petroquímico de desarrollo en el territorio, con beneficio para América Latina.

El proyecto incluye, además de la refinería, una planta de fertilizantes, otra de productos químicos a partir del petróleo, y una regasificadora, que convierta al estado gaseoso el gas líquido importado en barcos desde Venezuela.

La iniciativa comprende, asimismo, una zona para la construcción de viviendas de policloruro de vinilo (PVC) de hasta cuatro plantas, a partir de la experiencia venezolana de petrocasas.