Quito. La mayor refinería ecuatoriana paralizó este jueves sus operaciones debido a una falla eléctrica en Esmeraldas donde funciona su planta procesadora, según anunció la estatal Petroecuador.

La refinería estatal de Esmeraldas, cuya producción está por debajo de su capacidad instalada de 110.000 barriles diarios, volverá a reiniciar sus operaciones el domingo "una vez que los procedimientos de arranque avancen hasta lograr la estabilidad total de la planta", agregó la entidad en un comunicado.

La paralización de la refinería se produjo por una falla en un alimentador de energía ubicado en la norteña ciudad de Esmeraldas, donde opera la refinería.

Los técnicos iniciaron de inmediato el proceso de arranque de la planta, pero estabilizarla completamente llevará hasta el domingo.

Las autoridades garantizaron el despacho normal de combustible para el consumo interno debido a que existen suficientes reservas para atender la demanda, concluyó el comunicado.

Ecuador, el socio más pequeño de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), impulsa un programa para reestructurar la refinería de Esmeraldas por la vetustez de su infraestructura para que pueda producir la totalidad de su capacidad instalada.