Madrid. Endesa obtuvo en 2013 un beneficio de 1.879 millones de euros (US$2.582 millones), un 8% menos que en 2012, lastrada por España, donde la reforma energética emprendida por el Gobierno y la debilidad de la demanda han reducido un 17% el beneficio de la eléctrica en la región hasta los 1.176 millones (US$1.616 milones).

Según ha informado este miércoles la empresa, el crecimiento del beneficio en Latinoamérica -un 13% hasta los 703 millones (Us$966,0 millones)- no pudo mitigar totalmente el impacto de las medidas regulatorias y fiscales aplicadas en España desde 2012 y que han restado 1.329 millones (US$1.82 millones) al resultado bruto de explotación (ebitda) del grupo.

Junto a esto, la eléctrica redujo un 10% su producción eléctrica en España en un entorno de debilidad del consumo y de mayor aportación de renovables al sistema.

En total, la generación de electricidad del grupo en 2013 bajó un 6%, hasta los 132.427 GWh, mientras que las ventas de electricidad descendieron un 3%, afectadas por esa caída de la demanda en España y Portugal.

Los ingresos globales del grupo descendieron un 8 %, hasta los 31.203 millones (US$42.878 millones), y el ebitda un 4%, hasta los 6.720 millones (US$9.234 millones), con una caída del 14% en el negocio de España y Portugal y un aumento del 7% en Latinoamérica, que con 3.443 millones (US$4.731 millones) ya supone el 51% del ebitda de Endesa.

Con estas cifras, la eléctrica redujo un 33% sus inversiones en España y Portugal, hasta los 604 millones (US$829,9 millones) , mientras que aumentó un 5%, hasta los 1.216 millones (US$1.670 millones), las de Latinoamérica.

Sobre este tema, el consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, ha reconocido ante los analistas que la empresa ha reducido sus inversiones en España solo a lo que "obliga" el Gobierno para mantener la seguridad en distribución.

"No hay necesidades de generación en España (...) Y en distribución solo se hará lo obligado por ley", ha insistido el directivo de la eléctrica, propiedad del grupo Enel y que en marzo detallará el plan estratégico.

Brentan también ha cuestionado hoy el nuevo sistema planteado por el Gobierno para fijar el coste de la energía en la tarifa eléctrica que no cree pueda estar implementando antes de 2015 y que previsiblemente creará "alarma social".

"Cuando el nuevo sistema sea implementado, no antes de 2015, es muy probable que veamos un elevadísimo nivel de reclamaciones", ha reflejado la eléctrica en su presentación a los analistas.

Brentan también ha insistido en la necesidad de avanzar en la liberalización del mercado eléctrico español, en un horizonte de dos años, ya que, a su juicio, se dan las circunstancias necesarias para ello.

El directivo de Endesa, que cerró 2013 con 4.286 millones (US$5.889 millones) de deuda y 3.146 millones (US$4.323 millones) de derechos de cobro por temas regulatorios (1.985 millones por el déficit de tarifa y 1.161 millones por extrapeninsulares), se ha mostrado confiado en que a final de este año se logre el equilibrio entre los ingresos y los costes del sistema y no haya déficit este año.

Brentan también ha señalado que aún no ha empezado a trabajar el grupo planteado por el Gobierno para ver cómo se coloca en el mercado el déficit de tarifa de 2013, ejercicio para el que inicialmente se había previsto equilibrio y que cerrará en unos 3.600 millones (US$4.947 millones)

A las 13 horas, las acciones de la eléctrica subían un 0,57%, hasta los 23,97 euros (US$32,93).

Endesa acordó repartir un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2013 de 1,5 euros (US$2,06) brutos por acción que ha supuesto un desembolso de 1.588 millones de euros (US$2.182 millones).