Los proyectos que se detonen con la reforma energética generarán una demanda de 50.000 viviendas en los estados donde éstos se ejecuten, informó el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.

En conferencia de prensa, explicó que en primera instancia se puede saber que las entidades que generarán dicha demanda son: Campeche, Tabasco, Veracruz y Coahuila.

Conversando con la Secretaría de Energía -agregó- acerca de los procesos de calendario y el calendario de avance de la reforma energética, con las rondas Cero y Uno, tanto para el tema de hidrocarburos como del sector eléctrico, se prevé que para el 2015 se requerirá un incremento en la oferta de vivienda.

“La reforma energética representa una demanda en materia de vivienda y una gran oportunidad; tenemos detectada esta demanda en estos cuatro estados donde suman 50.000 unidades”, expresó Ramírez Marín.

Impulso al empleo. Ante ello, la titular de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), Paloma Silva de Anzorena, estimó que esta oferta representará la creación de alrededor de 180.000 empleos.

“Estos datos nos los han proporcionado los gobernadores de estas entidades, calculando cuántas viviendas necesitan”, explicó el director de la Sedatu.

Ramírez Marín acotó que conforme los proyectos se lleven a cabo, dependiendo de las rondas de contratación y licitaciones, se tendrá un panorama más amplio de la oferta total que se generará en estos cuatro estados.

“Ya sabiendo que el próximo año es cuando empiezan estas rondas de contratación y de licitaciones, a partir de ella se explotará esta demanda”, expresó el funcionario.

El titular de la Sedatu acotó que todavía no se tiene identificado el tipo de unidades que requerirán estos cuatro estados; sin embargo, ejemplificó que en Campeche se necesitará de vivienda media, es decir, con un precio arriba de 800.000 pesos.

En diversas ocasiones, Silva de Anzorena ha expresado que las reformas, en especial la energética, generarán movilidad, con la cual las familias se desplazarán a las zonas de trabajo.