El representante en el Perú del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fidel Jaramillo, afirmó que el país cuenta con 660 mil empresas de iniciativas familiares y que representarían el 80% del total de empresas peruanas.

Indicó que esta empresas aportarían el 60% del empleo total en el país.

Estas declaraciones las hizo en el marco de la presentación del documento de sistematización del “Programa de Desarrollo de Sistemas de Gobierno y Gestión de Empresas de Propiedad Familiar” que inició la Cámara de Comercio de Lima (CCL) con el soporte del Fondo Multilateral de Inversiones del BID.

Jaramillo agregó que poco más de 600 mil son microempresas, muchas veces informales, y sólo unas 10 mil son medianas y grandes empresas que involucran a los grandes conglomerados.

“Esta heterogeneidad en un país como el nuestro requiere de ciertos retos y no sólo para consolidar a las más pequeñas, sino para elevar los niveles de productividad de toda la economía”, aseguró.

El representante del BID, afirmó que existe el reto de consolidar el enorme esfuerzo de las iniciativas familiares para construir verdaderas instituciones empresariales debido a los problemas en sus capacidades de expansión y de sucesión empresarial.

“Existe una alta mortalidad en estas iniciativas empresariales y ese fue precisamente el reto de este proyecto, proveer de herramientas como planes de sucesión, gobierno corporativo, capacitación y motivación para fortalecer la asociación familiar e institucional”, dijo.

El proyecto entre el BID y la CCL consistió en preparar e implementar un modelo de gobierno corporativo que apoye el desarrollo y supervivencia de 100 empresas familiares, entre pequeñas y medianas, de las cuales 50 debían implantar un sistema de gestión y gobierno corporativo, en el marco de las buenas prácticas de gobierno y el uso de herramientas de planificación y control.

“Se han capacitado a 750 personas pertenecientes a las empresas familiares en sistemas de gobierno y se han formado a 70 consultores para asesorarlas en la implementación de los sistemas de gobierno corporativo”, dijo el presidente de la CCL, Jorge von Wedemeyer.

Por su parte, el representante del BID aseguró que 400 empresas han sido ya capacitadas en sistemas de gobierno y que 150 empresas familiares han implementado el protocolo y herramientas de gobierno corporativo, obteniendo como resultado que el 95 por ciento de estas mantuvieron o aumentaron sus niveles de producción, comparados con el promedio del sector.

“Es reconfortante saber que este proyecto ha dado pie a la creación del Centro de Empresas Familiares en la CCL, donde se dará asesoría permanente a las empresas que así lo requieran y esto nos parece fundamental porque muestra el éxito en la práctica de un proyecto de esta naturaleza”, dijo Jaramillo.

Esta buena práctica llevada adelante por el BID y la CCL se está viendo replicada en otros países de la región.

“El Perú se convierte entonces no sólo en exportador de minería, pesca, agro, sino de experiencias exitosas como la de la CCL”, finalizó.