Brasilia. La plataforma marina de la petrolera Petrobras ha registrado nueve accidentes en los últimos meses y, por lo mismo, el gobierno está tratando de tomar las medidas necesarias para evitar que ocurra un derrame similar al ocurrido en el Golfo de México.

La empresa brasileña anunció que su planta P-35 dejará de operar en octubre, luego de los recientes accidentes.

Otra de las plantas, según publicó el diario El Mundo de Venezuela, sufrió un principio de incendio y un trabajador de la compañía dijo “"hay muchos tubos con pinchaduras, barandas de protección en mal estado, faltan botes de emergencia".