En lo que va del año, la clonación de tarjetas de crédito y débito en Panamá haa causado pérdidas por alrededor de US$10 millones, según informaron fuentes vinculadas al sector bancario de ese país.

El fiscal auxiliar Dimas Guevara, manifestó que esta práctica es ejecutada por personas de origen extranjero, los cuales han sustraído estas grandes sumas de dinero de los bancos mediante la modalidad del “phising” (robar claves de cuentas bancarias) y el marcaje (seguimiento a cuentahabientes).

Las fuentes informaron que la división de delitos contra la fe pública de la Policía Nacional recibe alrededor de 20 denuncias mensuales de hurtos realizados mediante estas modalidades.

Julio Molto, director de la Policía Nacional, señaló que actualmente se implementa el programa “Bancos Vigilantes”, con las entidades bancarias para prevenir este tipo de delitos.