El supervisor bursátil alemán, BaFin, está revisando la oferta de adquisición de la constructora española Actividades de Construcción y Servicios SA por la alemana Hochtief AG, dijo este lunes un portavoz del ministerio de Economía alemán.

El portavoz hizo sus comentarios en una rueda de prensa rutinaria un día después de que ACS dijera que ya posee más del 30% de Hochtief.

BaFin, que ya había aprobado en principio la oferta en noviembre, está revisando ahora las acusaciones de que ACS ha alcanzado supuestamente compromisos ilegales con respecto a la oferta con el fondo de inversión estadounidense Southeastern Asset Management, que posee participaciones tanto en ACS como en Hochtief, dijo el portavoz del Ministerio.

Según la ley alemana, exceder el umbral del 30% le permite a ACS comprar libremente más acciones de la constructora alemana en la bolsa, sin ningún límite y sin tener que lanzar una nueva oferta. El diario alemán Handelsblatt publicó el martes que Hochtief espera que BaFin declare inválida la oferta de ACS debido a una posible concertación entre ACS y Southeastern Asset Management en la oferta. El fondo dijo en dijo en diciembre que acudiría a la oferta con unos dos millones de acciones de Hochtief y que había perdido la confianza en el equipo de gestión de la constructora alemana.

Southeastern Asset Management dijo este miércoles que ha sido contactado por el regulador financiero alemán BaFin en relación con la polémica oferta de compra de Hochtief por parte de ACS, pero que no le ha acusado de ningún comportamiento ilícito.

ACS declinó hacer comentarios sobre estas acusaciones.

Según la legislación alemana, una compañía está obligada a lanzar una oferta obligatoria por el 100% del capital si posee más de un 30%. Sin embargo, ACS evitó esa situación al presentar una oferta voluntaria cuando su participación era inferior al 30%.

Al lograr superar el 30% con la oferta, ACS es ahora libre de aumentar su participación en Hochtief mediante compras de acciones en el mercado.

El Gobierno alemán no cree que sea "razonable" cambiar la actual legislación debido a un solo caso, dijo el miércoles el portavoz del Gobierno Christoph Steegmans.

El Gobierno no considera que la oferta de ACS incumpliera ninguna ley, añadió.

El portavoz del ministerio de Economía Tobias Pohl indicó que el ministro de Economía, Rainer Bruederle, ya ha dejado claro que no habrá ningún intento del Ejecutivo de bloquear la oferta por Hochtief.

ACS espera aumentar su participación en Hochtief hasta superar el 50%, lo que le permitiría consolidar Hochtief en su balance.

ACS lanzó el 1 de diciembre una oferta por Hochtief de ocho acciones propias por cada cinco de la alemana y posteriormente mejoró la oferta hasta las nueve acciones propias para contrarrestar la hostilidad de Hochtief y la falta de entusiasmo entre sus accionistas. La oferta valoraba la totalidad de Hochtief en EUR4.970 millones.

A las 15:53 GMT, las acciones de ACS caían un 3,1% a 33,34 euros.