Santiago. El regulador ambiental chileno dijo este jueves que sancionó con la clausura definitiva el proyecto aurífero Pascua-Lama de la canadiense Barrick y fijó una multa por considerar que hubo incumplimientos graves.

La superintentendencia del Medio Ambiente (SMA) estableció varias sanciones por 24 infracciones, equivalentes a US$11,5 millones.

"Con respecto a las sanciones, cinco de los incumplimientos (dos de los cuales produjeron además daño ambiental irreparable) merecen la sanción de clausura total y definitiva", dijo la SMA.

Entre los incumplimientos que motivaron la aplicación de la clausura definitiva de la faena minera se encuentra la intervención de vegas altoandinas; la afectación de diversas especies de fauna y flora nativa (entre ellas, algunas protegidas por categorías de conservación), el monitoreo incompleto de glaciares y glaciaretes; la descarga de aguas ácidas al río Estrecho sin cumplir con las normas de calidad del agua, entre otros. Esta sanción toma en cuenta la importancia del daño causado, como también la criticidad, extensión y duración del efecto generado.

Por años, Pascua-Lama ha tenido una fuerte oposición de ambientalistas y comunidades aledañas, quienes denuncian que la iniciativa ha causado daños graves al ambiente.

El Superintendente de la SMA, Cristián Franz afirmó que, “dada la naturaleza y envergadura de las infracciones cometidas por la empresa, y luego de un proceso altamente complejo, tanto desde el punto de vista técnico como jurídico, y en el cual se garantizó en todo momento los derechos de todas las partes intervinientes, se ha llegado a la convicción de que la clausura total y definitiva más la imposición de una multa en dinero, es la sanción más adecuada y proporcional en este caso”.

Barrick analiza sanción aplicada. Por su parte, Barrick dijo que está analizando la sanción aplicada y dará mayores detalles en su debido momento, aunque ofreció una revisión preliminar de la resolución.

"La SMA no ha revocado el permiso ambiental de Pascua-Lama (RCA), pero ha ordenado el cierre de las instalaciones existentes en el lado chileno del proyecto, además de ciertas actividades de monitoreo", afirmó la compañía.

Barrick destacó que la revisión incluye una reducción de la multa administrativa original impuesta por la SMA en 2013, de aproximadamente US$16 millones a los US$11,5 millones.

Por años, Pascua-Lama ha tenido una fuerte oposición de ambientalistas y comunidades aledañas, quienes denuncian que la iniciativa ha causado daños graves al ambiente.

La firma agregó que el cierre de instalaciones superficiales existentes en Chile es consistente con su plan de avanzar en la prefactibilidad para una operación subterránea "que abordaría una serie de inquietudes de la comunidad al reducir el impacto ambiental".

* Con información de Reuters y SMA.