Sao Paulo. Itaú Unibanco Holding, el mayor banco brasileño formado por la adquisición por parte de Itaú de su rival Unibanco, obtuvo la aprobación del regulador antimonopolio del país, Cade, para su fusión, informó esta última.

La adquisición de União de Bancos Brasileiros SA, como se conoce a Unibanco, fue aprobada sin restricciones, indicó Cade. La fusión del segundo y tercer mayores bancos estatales de Brasil se anunció en 2008.

El regulador aprobó este mes la compra por parte del estatal Banco do Brasil del también estatal Banco Nossa Caixa SA, con restricciones.

A principios de 2010, las principales agencias que supervisan la economía brasileña recomendaron aprobar la fusión de Itaú y Unibanco.

La Subsecretaría de Asuntos Económicos del Ministerio de Hacienda y la Secretaría de Derecho Económico del Ministerio de Justicia señalaron en un comunicado conjunto que la fusión de los dos bancos "no causaría daños a la competencia" en el sector bancario del país.

En su informe, el gobierno señaló que su principal preocupación respecto de la fusión se relaciona con el área de los seguros, donde filiales de Itaú-Unibanco controlan una participación de mercado cercana al 40%. Sin embargo, el Gobierno dijo que creía que el banco no podría ejercer presiones abusivas en el sector de seguros.

Cade decidió este miércoles que, si bien los bancos combinados controlan más del 20% de algunas actividades, como tarjetas de crédito y financiamiento para viviendas y automóviles, Itaú Unibanco "difícilmente" controlará el mercado, informó Agência Estado, citando a Fernando Furlan, miembro de Cade.

Al cierre del segundo trimestre, los activos de Itaú Unibanco sumaban 651.600 millones de reales.