Santiago. El regulador ambiental chileno dijo este jueves que multó a la mina de cobre Quebrada Blanca de la canadiense Teck Resources por varios incumplimientos en compromisos estipulados en su permiso ambiental.

La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) fijó un pago equivalente a unos US$1,2 millones tras finalizar una investigación por la que absolvió a la empresa de otro de los cargos formulados.

"En lo que respecta a las infracciones configuradas -una de las cuales fue clasificada como grave y las otras dos como leves-, el sancionatorio concluyó con la aplicación de 3 multas", dijo la SMA en un comunicado.

Las faltas incluyen problemas en el control de efectividad, tanto del plan de contingencia para un muro interceptor de soluciones y una cortina hidráulica en un botadero, así como el mantenimiento deficiente de zanjas colectoras.

Además contrató una entidad técnica de fiscalización excediendo su autorización para la realización de mediciones, análisis y muestreos para subcomponentes de aguas superficiales y subterráneas.

Quebrada Blanca está avanzando en un multimillonario plan de expansión para extender la vida útil del yacimiento. En diciembre, vendió una participación indirecta del 30% en el proyecto a firmas japoneses para impulsar la iniciativa.