Londres/Bruselas. Siete bancos europeos de un total de 91 no pasaron las pruebas de tensión realizadas por el regulador regional y evidenciaron un déficit de capital de 3.500 millones de euros (4.500 millones de dólares), dijeron el viernes los organizadores de los exámenes.

"Como resultado del escenario adverso tras un impacto soberano, siete bancos quedarían con un ratio de solidez de capital Tier 1 por debajo del 6 por ciento", dijo el Comité de Supervisores Bancarios Europeos.

Los analistas esperaban que unos 10 bancos no pasaran la prueba.

Las entidades que fallaron son las cajas de ahorro españolas Espiga, Diada, Cívica, Cajasur y Unimm, junto con los bancos Atebank de Grecia e Hypo Real Estate de Alemania.

Fortalecimiento del sistema. Los resultados de las pruebas de tensión a 91 bancos europeos demostraron la resistencia generalizada del sistema financiero de la Unión Europea, dijeron este viernes la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Comité de Supervisores Bancarios Europeos (CEBS, por su sigla en inglés).

"Por consiguiente, los resultados de las pruebas confirman la resistencia general del sistema bancario de la UE a impactos negativos financieros y macroeconómicos, y son un importante paso adelante en la recuperación de la confianza del mercado", afirmaron los organismos en una declaración conjunta.

Además, comentaron que los bancos que fallaron las pruebas deben primero reforzar su base de capital a través del sector privado y luego recurrir a sus gobiernos nacionales si es necesario, todo enmarcado en las regulaciones respectivas de ayuda estatal de la UE.