Río de Janeiro. El regulador del sector petrolero de Brasil dijo que esperará hasta 2011 para decidir si aprueba la compra de los bloques de crudo costa afuera de Devon Energy.

BP dijo a comienzos de 2010 que había llegado a un acuerdo con Devon para la compra de sus activos en Brasil, por US$7.000 millones, pero la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP) quiere más información de la firma británica sobre sus planes antes de dar la aprobación.

El director general de la ANP, Haroldo Lima, dijo en una entrevista con Reuters que aún esperaba por información detallada que solicitó a BP, específicamente sobre su estrategia e intenciones en el petróleo brasileño, así como también más datos sobre el derrame de crudo en el Golfo de México.

"Estamos pidiendo que presenten un documento más general, en que establezcan qué pasó y cómo se ven a sí mismos en Brasil, junto a documentos más técnicos sobre la venta de derechos", sostuvo Lima. 

En abril de este año, la plataforma perforadora Deepwater Horizon, que había sido contratada con BP, explotó, y ello produjo la muerte de 11 operarios y provocó el peor derrame de petróleo en la historia de Estados Unidos, tras hundirse en el mar.

Lima dijo que quería saber si BP, que actualmente no tiene activos de petróleo en Brasil, pretendía establecer algún compromiso de largo plazo en el país, que se encamina a convertirse en uno de los mayores proveedores de energía del mundo, después de que Petrobras anunció enormes hallazgos en aguas profundas en los últimos tres años.