Caracas. Las operaciones en los muelles de carga y descarga de buques petroleros de la refinería venezolana Cardón fueron restablecidas parcialmente, luego de que un incendio que afectó uno de los puertos fuera controlado, dijo un vicepresidente de la estatal PDVSA.

El incidente en el muelle número uno de la refinería Cardón, la segunda más grande del país con capacidad para procesar unos 300.000 barriles por día (bpd), sucede días después de que dos importantes incendios afectaran los terminales de almacenamiento de PDVSA en Bonaire y Curazao.

Las constantes trabas operacionales del circuito refinador de PDVSA han limitado su volumen de exportación de derivados en los últimos años y la han obligado a importar de manera recurrente insumos para producir combustibles.

"La refinería cuenta con cinco muelles y tenemos cuatro muelles totalmente disponibles tanto para la carga de los combustibles del mercado local, como para el mercado internacional", dijo Asdrúbal Chávez, un vicepresidente de Petróleos de Venezuela a la televisora oficial.

Un comunicado enviado por la estatal agregó que "la refinería Amuay, que conforma el Centro de Refinación Paraguaná (CRP) y opera de manera integrada con Cardón, cuenta con cinco muelles" adicionales, reiterando que las operaciones de despacho no se verán afectadas por el evento.

Inicio de investigación. Chávez destacó que el incendio que afectó uno de los cinco puertos con capacidad para atender a 11 embarcaciones de manera simultánea, pudo ser controlado y que el evento no dejó heridos. Acotó que se iniciará una investigación para determinar las causas del accidente.

"Esta mañana a las 10:30 de la mañana se originó un incendio en el muelle uno de la refinería, en ese momento se encontraba en proceso de carga un buque-tanque de nombre Sonia que cargaba diesel y JET A1 para Jamaica (...) El barco está anclado allí y no presenta daños de consideración", dijo.

El buque-tanque de bandera extranjera y arrendado por PDVSA, se mantiene fondeado cerca de las costas del estado Falcón, tras haber sido alejado del muelle por remolcadores, dijo un operador naviero.

La fuente añadió que la embarcación tiene capacidad de almacenaje de unos 400.000 barriles.

Problemas en refinación e incendios.  Junto a la vecina Amuay en el occidental estado Falcón, la refinería de Cardón integra el CRP, uno de las más grandes del mundo con una capacidad total de procesamiento de 955.000 bpd.

"Las actividades de la refinería Cardón están en completa normalidad", añadió Chávez.

Un gran incendio en un terminal de almacenamiento y mezcla de hidrocarburos de la vecina isla de Bonaire fue extinguido la mañana de este viernes, casi 48 horas después de que las llamas consumieran un tanque de nafta, pero las operaciones en esa instalación caribeña no ha sido reanudadas todavía.

Otro incendio afectó durante unas cinco horas un tanque de crudo en el terminal Bullen Bay de PDVSA en Curazao, en momentos en que la vecina refinería Isla, de 335.000 bpd de capacidad, sigue intentando restablecer sus operaciones por completo, tras seis meses de problemas recurrentes.

En una entrevista, el ministro de Energía y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, dijo que el terminal de Bonaire podría estar operativo de nuevo en unos días.

Las constantes trabas operacionales del circuito refinador de PDVSA han limitado su volumen de exportación de derivados en los últimos años y la han obligado a importar de manera recurrente insumos para producir combustibles.

Venezuela, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es uno de los principales suplidores de crudo y productos a Estados Unidos y Asia.