Boulogne-Billancourt, Francia. Renault apunta a casi doblar su margen operacional a más de un 5% de las ventas para el 2013, como parte de un nuevo plan de expansión que tiene a Rusia y Brasil como mercados claves.

La automotora francesa, asociada con la japonesa Nissan, dijo este jueves que quería vender más de 3 millones de vehículos en el 2013 usando el crecimiento de mercados externos y emergentes para compensar un débil mercado europeo.

Renault marcó en el 2010 un margen de un 2,8% sobre ventas de 2,63 millones de autos y vehículos ligeros.

La firma destacó su marca de costo económico Dacia por su "rol clave en el crecimiento de las ventas fuera de Europa".

No obstante, los inversores se mostraron decepcionados de que el largamente esperado plan no presentara medidas para acercar a Renault y a Nissan, según dijo un analista.

"Las dos compañías siguieron estando financieramente separadas, con una estructura que es fundamentalmente ineficiente cuando se trata de transferir efectivo entre naciones", dijo Max Warburton, analista de Bernstein.

"(El presidente ejecutivo Carlos) Ghosn sólo decepcionó a los inversores con un plan estratégico que fracasa completamente en tratar este tema", agregó.

Nuevos mercados. Aprovechando una tendencia ya identificada por otras automotoras, Renault dijo que espera que Brasil supere a Alemania como su segundo mercado para el 2013 y pronostica que Rusia, donde un esquema de subsidio para compra de autos nuevos está impulsando las ventas, será su cuarto mercado.

Rusia podría ser su mercado principal para el 2013 si las ventas de Lada, fabricados por su socios AvtoVAZ, se incluían en la cuenta. Renault posee un 25% de AvtoVAZ y podría consolidarlo, dijo Ghosn.

El ejecutivo dijo durante una conferencia de prensa que espera que las negociaciones sobre incrementar su participación en AvtoVAZ concluyan este año, pero no dio más detalles.

La utilidad neta de Renault en el 2010 alcanzó los 3.420 millones de euros (US$4.659 millones) , desde una pérdida neta el 2009 de 3.130 millones (US$4.264 millones), al registrar una ganancia de capital de 2.000 millones de euros (US$2.724 millones) por la venta de sus acciones en Volvo.