París. Renault logró en año pasado un nuevo récord de ventas y beneficios, informó el viernes el fabricante de coches francés, y se marcó nuevos objetivos a medio plazo para ambas partidas tras unos ingresos impulsados por la renovación integral de su gama de productos.

Sus ingresos aumentaron un 13,1% hasta 51.200 millones de euros, mientras que el beneficio operativo creció un 38% y alcanzó los 3.282 millones, dijo Renault. Ello permitió que su margen operativo subiese del 5,2% al 6,4%, cumpliendo con los objetivos marcados un año antes.

Estos resultados se alcanzaron "a pesar de los problemas en algunos de nuestros mercados importantes", dijo la directora financiera, Clotilde Delbos. "Eso significa que hay mucho potencial para que Renault siga creciendo".

Renault aumentó su cuota de mercado en todas las regiones el año pasado, de acuerdo con datos de ventas publicados en enero, gracias a una serie de nuevos productos y el éxito de los modelos de bajo coste como el Duster y el Kwid.

El grupo se marcó un nuevo plan a cinco años, incluyendo un margen operativo del 7% y 7.000 millones de euros en ingresos, que supondría un incremento del 37% respecto al año anterior.

Los mercados automovilísticos ruso y brasileño, que atraviesan una situación complicada, deberían llegar a un nivel "estable" este año, dijo Renault, añadiendo que el crecimiento en China e India será del 5 y del 8% respectivamente.