La Paz. Las reservas de gas en Bolivia cayeron. Según datos de la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH), el requerimiento estimado de gas para las plantas de primera generación Urea Carrasco y Urea Mutún, GTL Carrasco y GTL Gran Chaco, Polietileno Mutún y Polietileno Gran Chaco, que se instalarán hasta el 2017, es de 2,96 trillones de pies cúbicos (TCF).

“Todo es dinámico. Lo que se dice ahora puede cambiar mañana en relación a las necesidades y al incremento de reservas (de gas natural)”, afirmó ayer el ministro de Hidrocarburos y Energía, José Luis Gutiérrez.

Según datos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), las reservas certificadas de gas garantizan hasta 2026 el consumo del mercado interno, los compromisos de exportación y dos proyectos de la EBIH: urea y la transformación de gas en diésel (GTL), informó este martes La Razón.

“Hasta el momento, lo que tenemos son esos dos proyectos (urea y GTL) que ya están en desarrollo. Concretaremos bien Urea y Amoniaco en el Chapare (Carrasco) y de ahí veremos cómo evolucionan los demás”, manifestó la autoridad.

Las plantas de tercera generación, más pequeñas, que la EBIH tiene previsto instalar a corto plazo (2011-12) son Tapones y Accesorios, Tuberías y Accesorios de Gas Natural y Petrocasas. La puesta en marcha de ocho proyectos de industrialización hidrocarburífera requerirá de $us 6.087 millones, señala la información oficial.

El priorizar dos proyectos de industrialización “no quiere decir que vamos a descartar los demás (proyectos), tenemos que evaluar la factibilidad de los mismos para implementarlos o no”, como en el caso de las “petrocasas. El que mucho abarca poco aprieta”, sentenció Gutiérrez.

Procesos. El 2004, la certificadora DeGolyer & MacNaughton cuantificó las reservas de gas entre probadas, probables y posibles en 48,77 TCF; sin embargo, un año después redujo las mismas a 19 TCF. Ryder Scott certificó las reservas al 2009 en 19,9 TCF.

“Esta caída se debe a todos los aspectos de manipulación financiera que se dio en los procesos de privatización y capitalización para inflar (las reservas de gas) y que puso de lado “la metodología de cuantificación”, denunció el domingo el presidente ejecutivo de YPFB, Carlos Villegas.

Al mantener la cuantificación de reservas elevadas, explicó, las petroleras mejoraban el valor de sus acciones en las bolsas internacionales. Al respecto, Gutiérrez descartó el miércoles cualquier proceso en contra de las petroleras y ayer eliminó la posibilidad de adoptar medidas contra D&M.

“La diferencia en la cuantificación se dio por la diferencia en la metodología que usaron ambas certificadoras y en la inclusión de variables. No por eso (por la caída de reservas) tendríamos que tener susceptibilidad de una empresa internacional (operadora o certificadora), sino los procesos que se han seguido son diferentes”, sostuvo el Ministro de Hidrocarburos.

Aquio x-1001 ya requirió $us 100 MM
La perforación del pozo exploratorio Aquio X-1001 en la serranía de Incahuasi (Santa Cruz) “ya demandó de $us 100 millones” a poco tiempo de su conclusión, informó el ministro de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez.