Canberra. El titular del Tesoro de Australia, Wayne Swan, señaló el miércoles que no esperará una composición más conveniente del Senado para proceder con los controvertidos planes de aplicar un impuesto a las ganancias de las empresas mineras.

"Tenemos una ventaja única para maximizar las oportunidades que surgen del crecimiento en nuestra región", declaró Swan a la prensa.

"Eso va a requerir un grado de consenso", añadió, destacando que una de las fortalezas de la primera ministra Julia Gillard es precisamente hallar puntos de encuentro.