Madrid. La petrolera española Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.646 millones de euros (US$2.059 millones) en los nueve primeros meses del año, un 27,9% más que en el mismo periodo de 2013, informó este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el regulador bursátil español.

Por negocios, en upstream (exploración y producción) el resultado cayó un 28,5%, hasta los 585 millones de euros.

La petrolera destaca que hasta septiembre incorporó nueva producción en Bolivia, Brasil, Perú, Rusia y Estados Unidos y que incrementó un 21 % sus inversiones en este área de negocio.

En downstream (refino, marketing, GLP y química) el resultado subió un 40,2%, hasta los 642 millones de euros, gracias a la "eficiencia" de sus refinerías y a los actuales precios del crudo.

También aumentó el negocio petroquímico con un 11,3% más de ventas respecto al ejercicio anterior.

En cuanto a su participada Gas Natural Fenosa, el resultado neto ajustado en los nueve primeros meses del año fue de 374 millones de euros, un 4,2% superior al mismo período de 2013.

El endeudamiento se sitúa en mínimos históricos tras la compensación recibida por la expropiación del 51% de las acciones que tenía en la petrolera YPF, por la que recibió del gobierno argentino US$5.000 millones.