Madrid. La petrolera española Repsol YPF SA (REP) quiere exportar su concepto de reservas de crudo subsalinas de Brasil a Gabón, Congo, la República del Congo y Angola, dijo Nemesio Fernández-Cuesta, vicepresidente de exploración y producción de la compañía, en una presentación ofrecida en Perú y enviada al supervisor bursátil español.

Varios de los mayores hallazgos del mundo de petróleo y gas de los últimos años se han producido en la zona subsalina frente a las costas de Brasil, donde Repsol es dueño de una importante área. Estas reservas están debajo de una gruesa capa de sal bajo el fondo marino, que empezaron a formarse hace 150 millones de años, cuando el bloque continental Gondwana comenzó a dividirse en África y Sudamérica.

"Hemos probado nuestro modelo subsalino en Brasil, y conseguimos grandes resultados. Así que es un concepto que merece explorarse más", dijo un portavoz de Repsol.

Repsol señaló en su presentación que ya cuenta con varios bloques en interesantes áreas de África como Sierra Leona, Liberia y Guinea Ecuatorial, y que busca oportunidades en Gabón y Angola.

La apuesta por África occidental es parte de una estrategia para "desarrollar nuevas áreas de crecimiento a través de la exploración", dice Repsol en su presentación.

Otras petroleras, entre ellas Chevron Corp. y la estadounidense Cobalt International Energy Inc. (CIE), han mostrado también interés en el potencial subsalino de África, especialmente en Angola.

La petrolera estatal angoleña Sonangol dijo el año pasado a Dow Jones Newswires que planea perforar uno o dos pozos subsalinos para 2012, y espera que haya reservas masivas en el área subsalina del país.

Repsol también mencionó a Indonesia y Rusia como áreas de interés. Repsol ya tiene participaciones en tres bloques en Indonesia, y las participaciones en dos más están pendientes de la aprobación gubernamental. En Rusia, la compañía dijo que está "identificando oportunidades".

Actualmente, las reservas de Repsol sin contar las de la filial argentina YPF están cayendo, pero la compañía espera que esa tendencia se revierta una vez que algunos de los enormes yacimientos descubiertos por Repsol recientemente empiecen a rendir frutos.

En su presentación, Repsol dijo que sus reservas probadas alcanzaron los 1,042 millones de barriles de crudo equivalente a finales del segundo trimestre. Eso supone menos que los 1,6 millones de barriles de crudo equivalente de finales del año pasado. Además, la compañía tiene unos 1,1 millones de barriles equivalentes en reservas de la filial YPF.