Madrid. Repsol oficializó la ejecución de un 5,38% de acciones de la petrolera YPF que el grupo argentino Petersen había puesto en garantía por un préstamo que le concedió la petrolera española.

Repsol, que mantiene otro 6% en YPF, ya ejercía los derechos políticos derivados de las acciones dejadas en garantía.

Repsol otorgó un crédito de 1.500 millones de euros (US$1.912,5 millones) al grupo Petersen, propiedad de la familia argentina Eskenazi, para comprar un 25% de YPF, pero Petersen incumplió los pagos.

YPF está desde inicios de mayo bajo control del gobierno argentino tras la expropiación de una participación del 51% en manos de Repsol.