Repsol obtuvo un beneficio neto ajustado de 631 millones de euros (unos US$830 millones) en los tres primeros meses del año, un 1,6% más que en el mismo periodo de 2012, según comunicó la petrolera española a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía detalla que el beneficio con la valoración de inventario a coste medio se sitúa en 634 millones (de euros), un 19,9% menos que en los tres primeros meses de 2012.

Ambos valores comparan con el primer trimestre de 2012, el último en el que Repsol incluyó su participación en YPF.