Madrid. La petrolera española Repsol empezó la producción de petróleo en Sapinhoa, uno de los mayores campos de Brasil con unas reservas de 2,1 billones de crudo de alta calidad.

La firma dijo este martes que la producción se inició en el pozo de Guara-1, que tiene un potencial de producción de más de 25.000 barriles al día.

"A lo largo de los próximos meses se conectarán a la plataforma nuevos pozos, con los que se alcanzará una producción de 120.000 barriles de crudo al día en el primer semestre de 2014", dijo la energética, que participa con un 25% en estas operaciones.

Los demás socios son la estatal brasileña Petrobras (45%) y BG Group (30%).

El broker Banesto destacó que Repsol confirmó en su nota que espera cumplir su objetivo de llegar a producir unos 500.000 barriles/día para el año 2016 lo que representaría un crecimiento medio anual del 7% entre 2011 y 2016, "por encima de la media del sector".