Madrid. Repsol ha decidido poner en marcha una recompra de acciones propias de hasta el 4,40% de su capital social con el fin de amortizar los títulos y aumentar de esta forma la retribución al accionista.

El número máximo de acciones a adquirir bajo el programa de recompra se fija en 70.368.868 acciones de Repsol, con una inversión máxima de 1.150 millones de euros (US$1.272 millones), según anunció este jueves en un comunicado el grupo petrolero.

El programa de recompra comenzará el día 30 de agosto de 2019 y permanecerá vigente hasta el 20 de diciembre de 2019.

Las recompras de acciones son una forma de remuneración de las empresas a los accionistas, equivalentes a un dividendo.

Al recomprar acciones y amortizarlas (es decir, eliminarlas), se reduce el número total de acciones en circulación y por lo tanto se aumenta el valor proporcional de cada título y los beneficios que le tocan a cada acción.

La última vez que Repsol había un programa similar fue en noviembre de 2018, cuando adquirió 62,7 millones de acciones, un 3,93% de su capital social.