Madrid. El grupo petrolero Repsol presentó este jueves unos resultados firmes para el tercer trimestre, con crecimiento superiores al 30% en todas sus líneas de negocio, gracias a la subida del precio del crudo y el aumento de la producción.

En una nota de prensa, la petrolera dijo que su beneficio neto ajustado CCS subió 69,6% a 502 millones de euros (US$696,9 millones) en el tercer trimestre de este año, un resultado superior a las previsiones del mercado (437 millones de euros, unos US$606 millones).

Los analistas destacaron que la mejora del negocio de explotación y producción se vio acompañada por una recuperación de los márgenes en sus refinerías.

La petroquímica, cuyos títulos cotizaban con un descenso inferior a la media (-0,5% vs -0,96% en el Ibex), señaló que su resultado neto de explotación (Ebit) recurrente subió 48% a 1.137 millones de euros (US$1.578 millones).

Los analistas destacaron que la mejora del negocio de explotación y producción se vio acompañada por una recuperación de los márgenes en sus refinerías.

"Queríamos destacar los resultados excelentes de las actividades químicas debido a la sólida recuperación de los márgenes", dijo el broker hispano-suizo Mirabaud.

El broker valoró también positivamente el hecho de que la filial argentina YPF fuera capaz de trasladar el incremento de los precios de gas y petróleo a sus clientes.

"Resultados del tercer trimestre presentan mejoras en el mix de la producción, menor caída en la producción de YPF y mantienen los sólidos márgenes de márketing", dijo Banesto Bolsa en una nota a clientes.

Repsol cerró septiembre con una deuda financiera neta de 11.237 millones de euros (10.928 millones en diciembre) e, incluyendo sus acciones preferentes, la deuda sumó 14.981 millones (US$20.799 millones).

La compañía anunció en el tercer trimestre la venta del 40% de su negocio en Brasil al grupo chino Sinopec por US$7.100 millones. La operación, que generará un beneficio de unos 5.000 millones de euros (US$6.942 millones) en términos contables según analistas, permitirá mejorar los ratios financieros del grupo y financiar las actividades en Brasil.