La petrolera española Repsol se está preparando para vender una refinería, 200 estaciones gasolineras y una planta de gas licuado en Perú a fin de recaudar US$400 millones, reportó este sábado la publicación El Economista.

Un portavoz de Repsol declinó hacer comentarios sobre la información.

Repsol tiene intenciones de vender la refinería La Pampilla, situada en la costa peruana cerca de Lima, además de gasolineras y a la planta de gas licuado Solgas, dijo el reporte, tras citar fuentes consultadas por el diario.

La compañía española desea vender sus activos en gas natural en Canadá, Trinidad y Tobago y Perú a fin de reforzar sus finanzas y proteger su calificación crediticia.

En el cuatro trimestre, los ingresos operativos de la división de gas natural licuado de Repsol subieron 75% a 189 millones de euros, impulsados por mejores márgenes comerciales y volúmenes más elevados.

El director financiero de la compañía, Miguel Martínez, ha dicho que espera que la venta del paquete de GNL sea completada en enero.