Madrid. La petrolera española Repsol está preparando el mandato a un banco de inversión para que venda sus activos de Gas Natural Licuado (GNL) en Canadá, Perú y Trinidad y Tobago, para conseguir recursos que le permitan mejorar su perfil financiero, dijo este jueves una fuente con conocimiento de la operación.

"Repsol está ultimando un mandato para vender todos los activos de GNL. Quiere hacer una subasta que comenzaría en agosto para tener cerrada la operación después del verano (boreal)", dijo la fuente financiera, que añadió que Goldman Sachs estaba bien posicionado para obtener la orden.

La fuente explicó que la intención del grupo es mejorar su posición financiera con la venta de activos, como un gesto hacia las agencias de calificación crediticia, que han incrementado la presión sobre Repsol y tienen su calificación en el nivel mínimo de grado de inversión.

El grupo necesita mejorar sus finanzas después del fuerte revés sufrido por la expropiación de su filial argentina YPF, en una controvertida decisión del gobierno sudamericano que la petrolera española ha recurrido ante los tribunales internacionales.

Un portavoz de Repsol no hizo comentarios a la información como tampoco uno de Goldman.

El grupo posee tres activos de GNL. En Canadá, tiene una participación de un 75% en una planta de regasificiación con una capacidad de 10 bcm (miles de millones de metros cúbicos de gas natural) anuales; y en Perú tiene un 20% de activos de licuefacción, con una capacidad de 5,9 bcm al año.

En Trinidad y Tobago, la petrolera española tiene un 23% de la planta de Atlantic, que cuenta con una capacidad total de 21 bcm por año, según una presentación de la empresa.

Analistas consulados calculan el valor conjunto de la participación de Repsol en esos activos entre unos 2.000 millones (US$2.454,2 millones) y 3.000 millones de euros, dependiendo el tipo de valoración que se realice del activo y de los contratos asociados.