Madrid. La petrolera española Repsol anunciaría el jueves un alza de 7,7% en su ganancia neta del primer trimestre al ver compensada la caída de la producción y los menores beneficios de Argentina por una mejor tasa impositiva.

Según un sondeo entre nueve analistas consultados por Reuters, Repsol anunciaría una ganancia neta recurrente ajustada (CCS) de 548 millones de euros (US$786,4 millones) para el período, mientras que ocho previsiones apuntaban a un Ebit ajustado un 1,5% inferior hasta los 1.240 millones de euros.

El alza en los precios del petróleo durante el trimestre deberían compensar parcialmente la caída en la producción por la crisis en Libia, aunque impedirán un repunte en los márgenes del negocio principal de refino del grupo.

Los negocios de exploración y producción del grupo mostrarán en general un buen comportamiento, gracias a los fuertes márgenes de marketing y la recuperación en las ventas de productos químicos y GPL.

Es improbable que Repsol pueda repetir los fuertes ingresos del primer trimestre de 2010 en su filial argentina YPF, donde los precios en surtidor se han mantenido planos en el período y la producción ha caído mientras que los costes se han incrementado.

El negocio de gas natural licuado del grupo podría sortear la caída de precios de gas, ya que la compañía podría beneficiarse de las ventas de gas en sus negocios en Perú y por la fuerte utilización de la terminal de Canaport.

Los inversores estarán pendientes de cualquier actualización de las históricamente exitosas actividades de exploración de Repsol, que suponen gran parte de las inversiones del grupo, así como de cualquier anuncio sobre su negocio de refino.