Madrid. La refinería Sinopec Group pagará US$7.100 millonespara quedarse con el 40% de la unidad brasileña de la petrolera española Repsol-YPF, lo que fortalece la presencia de China en América Latina.

Repsol dijo que utilizará los fondos obtenidos con el acuerdo para desarrollar sus proyectos en Brasil, como los yacimientos encontrados en los bloques de Guará y Carioca.

La inyección de fondos permitirá desarrollar el gran potencial del grupo español en una de las regiones con más recursos petroleros para explotar del planeta.

El plan es desarrollar campos que producirán unos 50 millones de barriles de petróleo equivalente al final de la década, lo que supone multiplicar por 12 los 4 millones de barriles que extrajo en el 2009, explicó el director de operaciones de Repsol-YPF, Miguel Martínez, en una entrevista con Reuters Insider.

Repsol-YPF, en sociedad con la estatal brasileña Petrobras, participa en algunos de los bloques más prometedores de la costa sur de Brasil, incluidos los yacimientos Guara y Carioca.

Martínez también dijo que la llegada de Sinopec anula la posibilidad de una oferta pública inicial de acciones de su filial brasileña.

Los analistas acogieron positivamente el acuerdo, que todavía debe recibir el visto bueno de las autoridades de competencia, señalando que está por encima de las valoraciones del mercado.

"Es positivo para Repsol ya que la valoración de Repsol Brasil implícita en el acuerdo está claramente por encima de nuestra actual valoración de US$5.750 millones", dijo Espirito Santo en una nota.

"Estamos encantados de compartir el desarrollo de los proyectos en Brasil con un socio de prestigio en el sector como Sinopec", dijo el presidente de Repsol-YPF, Antonio Brufau, en un comunicado.

La venta de las acciones, que se realizará a través de un aumento de capital con una prima, valora las operaciones de Repsol-YPF en Brasil en US$17.800 millones.

"La aportación de fondos (...) cubre la totalidad de las necesidades de financiación de las inversiones previstas para el desarrollo total de la cartera de activos de Repsol en Brasil", dijo la petrolera española en una nota de prensa.

Repsol-YPF, que prevé unas inversiones de 25.000 millones de euros (US$33.250 millones) hasta el 2012, había estimado que Brasil requería unos 10.000 millones de euros en la próxima década.

Tras solucionar el problema brasileño, Repsol-YPF todavía tiene pendiente la retrasada colocación en bolsa o la venta a inversores privados de parte de su participación del 84% en la argentina YPF, cuyos campos ya están maduros, pero que, sin embargo, ha registrado mejoras en sus resultados en los últimos trimestres.