Oslo. La española Repsol y la alemana VNG presentaron planes separados este martes para desarrollar dos yacimientos noruegos de petróleo y gas en los que realizarán una inversión combinada de unos 18.200 millones de coronas (US$2.170 millones), dijo el Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega.

El campo de petróleo y gas Fenja que explotará VNG en el mar de Noruega, una serie de descubrimientos conocidos previamente bajo los nombres Pil, Bue y Boomerang, necesitará 10.200 millones de coronas (US$1.219 millones) para su desarrollo antes de su puesta en marcha a principios de 2021, dijo la compañía en una rueda de prensa.

Los recursos recuperables de este yacimiento se calculan en 100 millones de barriles equivalentes de petróleo. VNG es propietaria del 30% del campo, mientras que Point Resources tiene un 45% y Faroe Petroleum un 25%.

Por su parte, el yacimiento petrolífero Yme de Repsol en el Mar del Norte requerirá unos 8.000 millones de coronas (US$956 millones), dijo la compañía, que espera que comience a producir en la primera mitad de 2020, con unos recursos recuperables de 65 millones de barriles y un techo de producción de 50.000 barriles diarios.

Repsol tiene un 55% de Yme. El resto de accionistas son Lotos Exploration (20%), OKEA AS (15%) y KUFPEC Norway (10%).

La expectativa de producción para el yacimiento Yme es de 10 años, mientras que la de Fenja es de 16 años, dijeron las empresas.