Madrid. La moratoria de perforaciones de seis meses en el Golfo de México no afecta a los planes de exploración en 2010 de la petrolera española Repsol YPF, dijo el martes un portavoz de la compañía.

Hacia final de este año, la empresa tiene previsto perforar un segundo pozo de evaluación en el yacimiento de Buckskin de crudo ligero en aguas muy profundas del Golfo de México, donde espera extraer petróleo en 2016.

Repsol no quiso hacer comentarios sobre cómo podría afectar la moratoria a sus planes de exploración en 2011.

El gobierno estadounidense amplió en mayo la moratoria de perforación en aguas profundas en otros seis meses debido al vertido en el Golfo de México provocado por un accidente en una plataforma de BP, en el que murieron once trabajadores.

Repsol tiene previsto mover la plataforma Stella Max a Buckskin desde otras áreas. La torre cuenta con mecanismos de seguridad capaces de cerrar de forma remota una válvula de perforación en el fondo marino si es necesario, explicó el portavoz.

Las normas de seguridad son de última generación y son compatibles con los estrictos requisitos aplicables a la exploración mar adentro en Brasil y el Mar del Norte, dijo el portavoz.