Madrid. La petrolera española Repsol-YPF quiere que la estatal mexicana Pemex presente ante el regulador energético una autorización del pacto de accionistas que firmó con Sacyr, dijo este lunes una fuente del sector.

Un portavoz de Repsol-YPF reconoció que la firma presentó un escrito a la Comisión Nacional de la Energía, pero rehusó hacer comentarios sobre su contenido.

No fue posible contactar con fuentes autorizadas de la CNE para confirmar la información.

Pemex y la constructora Sacyr decidieron unir fuerzas en el directorio de Repsol-YPF para tener más influencia en las decisiones de la firma.

Según la fuente, Repsol-YPF argumenta que ese pacto de accionistas entra dentro de las competencias de "Función 14" relativa a operaciones que tengan que ver con actividades reguladas.

La semana pasada, una portavoz de la CNE dijo que no iba a estudiar la operación al entender que no afectaba a las actividades reguladas.

Aunque Repsol-YPF no participa directamente en las actividades de transporte y distribución de electricidad o gas, atesora un 31% en la gasista Gas Natural.

Pemex desembolsó más de US$1.561 millones (1.100 millones de euros) la semana pasada para duplicar hasta casi el 10% su participación en Repsol-YPF. Sacyr posee un 20% de la petrolera.

CaixaBank, en tanto, posee casi un 13%.