Santo Domingo. República Dominicana liberó este miércoles un embarque de oro y plata de la minera canadiense Barrick Gold, mientras siguen las negociaciones entre el gobierno dominicano y la compañía sobre la posibilidad de establecer un nuevo acuerdo para que su operación reporte mayores beneficios al país.

El cargamento, de 12 barras de oro valuadas en US$22 millones, fue retenido el pasado 1 de mayo por la Dirección General de Aduanas (DGA) en el aeropuerto internacional Las Américas, debido a irregularidades en la declaración aduanal.

De noviembre pasado a la fecha tres de 28 embarques han sido retenidos por las autoridades locales, debido a errores en el procedimiento de exportación, lo cual implica la aplicación de una multa a la empresa por unos US$1.000 millones.

La liberación del cargamento se adoptó horas después de una reunión entre el presidente dominicano Danilo Medina y el director de Aduanas, Fernando Fernández, en el Palacio Nacional, sede del Ejecutivo, en medio de conversaciones entre funcionarios locales y representantes de la Barrick Gold que llegaron esta semana a Santo Domingo.

En febrero pasado Medina amenazó con emprender acciones contra la minera si ésta no accede a revisar el contrato, de modo que su país pueda lograr mayores beneficios.

El presidente dijo en esa oportunidad que de los US$1.753 millones de ingresos anuales de exportación que se obtendrían, el Estado dominicano apenas recibiría US$56 millones, es decir, tres de cada US$100 de ingresos de la exportación de oro y otros metales.

La minera comenzó oficialmente sus operaciones en República Dominicana en agosto de 2012, seis años después de adquirir el 81% de las acciones de la también empresa canadiense Placer Dome, por US$10.400 millones.

Placer Dome tenía operaciones en la mina de cobre de Zaldívar, en el desierto de Atacama, Chile, y en las minas de oro y plata de La Coipa, Chile, y Pueblo Viejo, en República Dominicana.

Barrick Gold, que participa con 60% en la mina Pueblo Viejo junto a Goldcorp Inc, que posee el 40%, espera producir este año entre 100.000 y 125.000 onzas de oro a partir de una inversión de US$4.000 millones, según la compañía canadiense.