Estocolmo. La sueca H&M reportó este viernes un crecimiento nulo de sus ventas durante seis meses, en momentos que la segunda minorista de vestuario del mundo batalla para atraer clientes a sus tiendas y pierde más terreno ante su rival Inditex, matriz de Zara.

Las ganancias de la firma se han reducido en los últimos años, ya que cada vez menos compradores visitan sus tiendas de ropa H&M, que representan la mayor parte de sus ingresos. Sus otras marcas más exitosas incluyen COS & Other Stories y Arket.

H&M dijo este viernes que las ventas en moneda local en el período de marzo a mayo se mantuvieron sin cambios desde el mismo período del año pasado, el segundo trimestre sin crecimiento y por debajo del aumento de 0,5% esperado por analistas consultados por Reuters.

Sus acciones han oscilado recientemente tras la compra de acciones por parte de la familia Persson, lo que generó rumores de planes de compra. El presidente Stefan Persson descartó esos rumores este jueves.

La acción cayó un 3,8% a las 1037 GMT, habiendo perdido casi dos tercios de su valor desde 2015.

Los inversionistas no están convencidos de que la compañía tenga un plan viable para mantenerse al día con la rápida digitalización de la industria minorista. H&M ha señalado a los inversores que esperen menores ventas comparables en tiendas en 2018 que en 2017.

Las ventas netas trimestrales aumentaron un 1% a 52.000 millones de coronas (US$5.900 millones), por debajo de las expectativas de un aumento del 3%.

En contraste, el principal rival de H&M, Inditex, propietaria de Zara, reportó el miércoles un crecimiento en las ventas en moneda local del 7% para el trimestre febrero-abril y un crecimiento del 9% en las siguientes seis semanas.