Tallin. La decisión de orquestar el rescate del español Banco Popular esta semana se desencadenó por una fuga de depósitos en el banco, dijo el jueves Vitor Constancio, vicepresidente del BCE.

"Las razones que desencadenaron esta decisión estuvieron relacionadas con problemas de liquidez. Hubo una fuga de depósitos. No era cuestión de evaluar la evolución de la solvencia, sino el problema de la liquidez", dijo Constancio en rueda de prensa tras la reunión ordinaria de política monetaria del BCE.

"Nuestro papel como BCE era simplemente la declaración de que el banco por razones de liquidez estaba cayendo o probablemente iba a caer", dijo.

El BCE, máximo supervisor bancario de la eurozona, intervino para evitar el colapso de Banco Popular, orquestando un rescate urgente el miércoles que consistió en la resolución y posterior adjudicación al también español Santander.