Las existencias de crudo en Estados Unidos habrían subido la semana pasada por cuarta vez consecutiva ante un alza de las importaciones, mostró este lunes un sondeo preliminar de Reuters.

En promedio, los inventarios de crudo habrían subido 2,2 millones de barriles en la semana al 9 de marzo, según mostró la encuesta. Los cinco analistas encuestados previeron un incremento en las existencias.

"Los suministros de crudo mostrarían un significativo incremento de nuevo, como resultado de una esperada recuperación en las importaciones", dijo el presidente de Ritterbusch & Associates en Galena, Illinois, Jim Ritterbusch.

El pronóstico se compara con un aumento en las reservas de 832.000 barriles en la semana al 2 de marzo, según datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés).

El grupo industrial Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés) divulgará su reporte semanal de inventarios este martes a las 20:30 GMT. La EIA emitirá su reporte este miércoles a las 14:30 GMT.

En el sondeo, las existencias de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, habrían caído 1,2 millones de barriles, con cuatro analistas estimando un descenso y un experto, John Kilduff de Again Capital LLC, esperando un modesto incremento.

El declive de la semana pasada en las existencias de destilados es estacional, y se produjo pese a que las temperaturas invernales más cálidas en el noreste de Estados Unidos, el mayor mercado de combustible para calefacción, limitaron la demanda, dijeron los analistas que previeron un descenso.

Las reservas de destilados bajaron 1,94 millones de barriles en la semana al 2 de marzo, a 139,5 millones de barriles, el menor nivel para inicios de marzo desde el 2008.

Los inventarios de gasolina habrían caído 1 millón de barriles, mostró el sondeo. En la semana previa, las reservas de combustible para motor subieron 396.000 barriles, a 229,5 millones de barriles, según datos de la EIA.

El pronóstico de un descenso en las reservas de gasolina se produjo pese a que el precio del galón aumentó 12,31 centavos, a un promedio de US$3,81 en las últimas dos semanas, según un sondeo de Lundberg Survey a las estaciones de servicio en Estados Unidos que fue divulgado el domingo.

La utilización de refinerías habría caído 0,1 puntos porcentuales, respecto a la semana previa, con tres analistas previendo un descenso y los otros dos un incremento.

"El reporte de esta semana habría mostrado un leve descenso en la actividad de refinación en línea con tendencias estacionales", agregó Ritterbusch.