Washington. Las reservas y la siembra de maíz de Estados Unidos superaron las previsiones de los analistas, informó este jueves el Gobierno en un informe, lo que presionaría a las cotizaciones del cereal.

En una serie de informes, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) dijo que las reservas de soja eran un 4% superiores a lo estimado, aunque la siembra estaba un 2% por debajo de las proyecciones de los analistas.

Los precios del maíz y la soja se hundían en la preapertura del mercado de Chicago, con estimaciones de que el cereal abriría con un descenso de US$0,30 por bushel, mientras que la oleaginosa caería hasta US$25.

Los productores superaron una primavera fría y lluviosa para sembrar 92,28 millones de acres (37,34 millones de hectáreas), el segundo mayor nivel desde la Segunda Guerra Mundial. Los operadores esperaban una siembra de 90,77 millones de acres.

Un clima más seco permitió la siembra en mayo, aunque la región este del cinturón maicero mostró retrasos en las labores. La siembra tardía de maíz usualmente genera menores rendimientos.

El USDA dijo que Estados Unidos tenía 3.670 millones de bushels (93,22 millones de toneladas) en reservas de maíz al 1 de junio, un 11% más que lo esperado por los operadores. El gobierno ha estimado que las reservas al 1 de septiembre serían las menores en 15 años.

La siembra de soja fue más lenta en el este del cinturón maicero debido a las persistentes lluvias, dijo el USDA. Los productores plantaron 75,2 millones de acres (30,43 millones de hectáreas) con soja, un 3% menos que en el 2010.

Los agricultores cosecharían un récord de 13.500 millones de bushels (342,9 millones de toneladas) de maíz y 3.200 millones de bushels (87,1 millones de toneladas) de soja, en la tercera mayor cosecha de la historia de la oleaginosa, con un clima y rendimientos normales.

Una gigantesca cosecha podría incrementar las reservas de maíz en 1.000 millones de bushels, pero los inventarios de soja seguirían ajustados hasta el 2012.

Las reservas de soja fueron estimadas en 619 millones de bushels (16,4 millones de toneladas), un 4% por encima de lo estimado.

Los inventarios de trigo eran de 861 millones de bushels (23,4 millones de toneladas) al 1 de junio, un 4% por encima de lo estimado y, además, un nivel superior a los 809 millones proyectados por el USDA.