Bogotá. Las reservas probadas de petróleo de Colombia subieron un 7% al cierre del año pasado a 1.782 millones de barriles, debido a una mayor inversión en exploración y producción, informó este miércoles el Ministerio de Minas y Energía.

La cifra equivale a 5,7 años de consumo. Las reservas probadas del cuarto productor latinoamericano de crudo se habían calculado en 1.665 millones de barriles al cierre del 2016.

"En 2017 el incremento de la inversión también fue muy importante. La inversión en exploración y producción alcanzó los US$3.400 millones, superando en 67%, los US$2.040 millones de 2016", dijo el ministro de Minas y Energía, Germán Arce.

Colombia, que alcanzó en 2017 una producción de 854.121 barriles diarios de petróleo, fue golpeada en los últimos años por la baja de los precios internacionales del crudo, el principal generador de ingresos para su economía por exportaciones, impuestos y regalías.

Esa situación, sumada a los frecuentes ataques de la guerrilla, principalmente del Ejército de Liberación Nacional (ELN) contra el sector petrolero, provocaron una fuerte caída de las actividades de exploración.

No obstante, con la estabilización de los precios internacionales del crudo alrededor de los US$50 por barril, las actividades de exploración se reactivaron.

En 2017 se perforaron en Colombia 578 pozos exploratorios y de desarrollo, un incremento de un 182% frente a los 205 registrados en el año previo.

Mientras, las reservas probadas de gas cerraron el 2017 en 3.896 gigapies cúbicos que equivalen a 11,7 años de consumo, de acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía.