Dubai. Irán cuenta ahora con 154.580 millones de barriles de petróleo recuperable y 33,69 billones de metros cúbicos (tcf) de gas natural recuperable tras el hallazgo de cantidades significativas de ambos recursos el año pasado, declaró este lunes un servicio de noticias oficial.

Según la última revisión estadística mundial del sector de energía de BP en el 2011, las reservas probadas de petróleo de Irán se ubicaron en 137.000 millones de barriles de crudo y condensado de gas, además de 29.600 millones de metros cúbicos de gas natural, a fines del 2010.

Según el sitio de internet del Ministerio de Petróleo, Shana, las estadísticas de la firma iraní National Iranian Oil Company (NIOC) muestran que el país sumó 833 millones de barriles de reservas recuperables de petróleo y condensados de gas y 31.700 millones de pies cúbicos (897 millones de metros cúbicos) de reservas recuperables de gas natural desde marzo del año pasado.

Pero los incrementos en las reservas no cambiarían la categoría mundial de Irán.

El país seguirá en tercer lugar en cuanto a reservas de petróleo detrás de Arabia Saudita y Venezuela, y en segundo puesto después de Rusia respecto a las reservas de gas natural.

Pese a sus amplias reservas, las sanciones sobre Irán por sus planes nucleares han limitado su éxito en la producción y exportación de petróleo y gas.

Analistas de la industria petrolera han estimado que la producción petrolera iraní caerá hasta en un 9% este año a un promedio de casi 3,3 millones de barriles por día (bpd).